Transición

Transición

febrero 14, 2022 0 Por Gabriel Soberanis

Poco a poco el sol de un nuevo día borra las huellas de la tormenta de la noche anterior, de esa misma forma que tus besos lo han hecho con aquellos años sin tu presencia.

El reflejo de la luz de la mañana en los charcos restantes, son recuerdo de lágrimas iluminadas por las noches de luna en soledad. Hermosas inclemencias que se unen para la creación de extraordinarias maravillas; el sol que se combina con la lluvia en creación de árboles y bosques, es lo mismo que tu amor hace conmigo, renaciendo mi espíritu apagado.

Puedo ver desvanecerse la humedad que existía hace poco y que ahora luce como recuerdo lejano. Así espero que el pasado sin un rumbo se evapore con tus ojos que me miran dulcemente.

Así son estas mañanas de verano, así es mi existencia que espera por un sueño solamente.

Sin embargo yo te digo lo siguiente; esperando que existas, que aparezcas o que me quieras oír. Yo te buscaré en todos lados: en los soles, en los charcos y la lluvia, y en cualquier pequeño espacio donde tú puedas estar.

Gabriel Soberanis

Bitácoras de Olvido